EL COLOR DE LA TRISTEZA – Poemas de Nicole Alzate

 


Foto │©Paula Castillo Segura

 

Del libro inédito: Cronología de los cuerpos

 

 

LISTA DE VIAJE

Vierte mi líquido sobre tus antiguas láminas de tus viajes a La Habana, a Baltimore, a Berlín y a Granada. Guárdalas en el bolsillo y en cada estación adorna mi busto con la caricia de tu linaje.

     Lee a Walcott, a Ángel González y a Jim Morrison, piensa en la fiesta de tu vida, túmbate al lado de las bellas bañistas, contempla conmigo el mundo en llamas y arroja tus botas.

  Olvida el camino a casa, el monstruo del hambre, pronostica mi derrota sobre tu cuerpo y los frutos que caerán sobre las hojas secas del jardín en el que moriremos.

   Desabrocha tu camisa, pide otro Gin Tonic e introduce dentro de mí toda esa ternura con la que rompes el silencio.

   Y no olvides llevar en esta migración sin retorno el poema, memoria de partidas sin regreso.

 

 

 

PARAPARESIA

En la cocina de mi madre y la mesa de un bar

un alfiler se aferra al silencio,

corren hilos de sangre y  culpa.

     La enfermedad jamás llevó consigo las alas de un ángel.

 

 

Ilustración │©Paula Castillo Segura

 

 

 

EXTRAÑA RECETA

Me dicen que el amor huele a la comunión del misterio,

a una piedra sin edad ni espacio en el mundo.

Que para las dolencias de tu cuerpo

fabrique ungüentos para la nostalgia,

agüitas de tamarindo

y sal para bautizar el olvido.

Así encontré tu imagen,

entre recetas y nubes blancas,

           entre lamentos y turbulencias.

 

 

 

FE

Soy como la cúpula de una iglesia.

En mí quedan ancladas las palabras de súplica,

el eco de una campana que revienta los oídos de la fe.

     A la altura de esta red estelar

me pesa la cruz

y los restos de mi forma que cae a pedazos.

 

 

Ilustración │©Paula Castillo Segura

 

 

 

PLEGARIA

Oculta, evoco a las polillas que desdibujan mi sonrisa y les pido que desaparezcan.

Pido a los agujeros negros que siempre te traigan hacia este imperio en ruinas.

A mis huesos para que junten sus cenizas y se reintegren a lo más cercano a la vida.

A mis manos que olviden rasgar las almohadas y se sumerjan en el vacío.

A mi boca que extravíe de su memoria el sabor de los fármacos, el alcohol y las mariposas que llegan a posarse en el marco de mi ventana. 

A este cuerpo que es altar de impulsos que se entregue a ti.

¡Ay, Alejandra! No olvides pedirle a la muerte que cuando se aleje de ti, no vaya tras los pájaros mecánicos.

 

 

Ilustración │©Paula Castillo Segura

 

 

 

ÁFRICA

Entre las lluvias de África y nosotros: la creación,

   Dios riega semillas de tristeza sobre  nuestro pulso.

En la multitud: fracturas, una mácula de tiempo que atraviesa la luz.

   Entre el rostro de Dios y tu cuerpo: los estruendos del universo en mi boca.

 

 

Ilustración │©Paula Castillo Segura

 

 

 

ATENAS SURAMERICANA

A esta hora Bogotá es una mancha de polvo que contiene la prisa de un perro cojo, la podredumbre y el reflejo de las luces sobre los charcos.

   El rumor de los autos es una balada que canta a los kilos de piel perdida y las madejas de tristeza.

   La vida dentro de este animal rojo pasa en todos los sitios lejanos a la felicidad.

   A través del vidrio un embolador sostiene su cofre mágico ¿Encontrará algún utensilio para desterrar esta agonía?

 

 

Ilustración │©Paula Castillo Segura

 

 

 

PUERTA AL DETERIORO

Te amo por una arruga en tu frente,
amor, te amo por clara y por oscura.

Pablo Neruda

 

Las arrugas de tu rostro son mi jaula,

   antes patrimonio para los pájaros de la sierra,

      ahora pequeña línea en la que se asoman los santos para cantar al alba.

 

 

 

SUSURROS PARA POE

La culpa es de Poe pues hizo del ave un monstruo que en las noches golpeara su ventana y le susurrara: ¡Never more!

Se trata de una cita con la memoria, la certeza de que el monstruo trae consigo una maldición:

El llanto de las palomas se anida en mi puerta.

Una enredadera, moho y secretos.

En la madrugada Nunca más, es un soneto de sangre que picotea mi corazón.

 

 

Ilustración │©Paula Castillo Segura

 

⊂Ο⊃

A esta hora el silencio es un viajero que atraviesa la tarde,

en todas las estaciones crece,

lleva consigo las canciones de regreso

      y traza líneas en el cielo con el color de la tristeza.

 

 

 

LIVING EN VERANO                     

                          Eso sucede en el mismo tiempo,
                               pero jamás en el mismo día.

Ángel González

 

Del calor de la bombilla en mi habitación surge tu imagen,

Budapest y el Vaticano,

los días de verano en el living del hotel.

La aspiradora sobre la alfombra ruge.

Tazas de té, coca cola helada, tus mocasines sobre el sofá.

Motas, polvo, incertezas,

todas las formas de la mugre te han traído a este poema.

 

*  *  *

Derechos reservados
©Nicole Alzate 

 

NOTA BIOGRÁFICA

Bogota D.C, 2000. Poeta, colaboradora del contenido de Clínicas y talleres literarios La Otra Figura del Agua, ganadora del concurso “Voces de paz y reconciliación” y del Festival Artístico Salesiano bajo la modalidad de literatura. Ha participado en varios talleres de creación poética organizados por Casa de Poesía Silva, Escarabajo Editorial, entre otros.

⊂Ο⊃

Las Ilustraciones que acompañan los poemas son de Paula Castillo Segura (Bogotá, 1998). Ilustró el libro En busca del arco perdido de Anabel Saiz Ripoll (Higuera Editores), además de otras publicaciones independientes. Se desempeña como animadora 2D. Actualmente cursa el pregrado de Creación Literaria en la Universidad Central. 

⊂Ο⊃

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *